Carlos Páez Vilaró nació en Montevideo, Uruguay en 1923, en medio de una familia ligada a las artes, los libros y la arquitectura. Este maestro vivió alternadamente entre Estados Unidos, Brasil, Argentina y Uruguay.

Vilaró fue autodidacta y su pintura se nutrió de aventuras y desafíos, residenciado en su país natal, descubre el folklore uruguayo, lo cual lo motivó a desarrollar los temas del candombe, la comparsa, la máscara, el fetiche y el escudo en su arte.

Entre su legado artístico destacan pinturas, esculturas, ediciones literarias, arte mural, arquitectura y cerámica en las que expresó la búsqueda constante a través de las formas y el color. Sus obras fueron exhibidas en París, Inglaterra, Estados Unidos, Brasil y Argentina.

Carlos Páez Vilaró trabajó hasta sus últimos días, falleciendo en su Casapueblo, el 24 de febrero de 2014.